Follow by Email

jueves, 22 de febrero de 2018

La biografía de Ataúlfo Argenta por Ana Arámbarri



Galaxia Gutenberg publicó en marzo de 2017, con el título Ataúlfo Argenta. Música interrumpida, la biografía más completa existente del gran director. El trabajo de investigación llevado a cabo por la autora es imponente, y la biografía resulta, gracias a su fluida narrativa, no solo de gran interés sino de lectura muy amena. Se tratan a fondo la azarosa vida personal del músico y las difíciles circunstancias en que hubo de llevar a cabo su formación, con su obligado exilio en la Alemania nazi. Otra interesante aportación de este libro de casi 550 páginas reside en cómo describe el mundo -mundillo- musical español de los años de actividad del director cántabro, particularmente durante el franquismo, en el que las peleas por el poder musical eran constantes y tremebundas. No son opiniones: todo está documentado a través de la transcripción de innumerables artículos de prensa y cartas; muchas de ellas no habían visto la luz hasta ahora. 

Entre las revelaciones que más me han llamado la atención están los manejos más o menos ocultos y turbios de algunos de los personajes influyentes que más se opusieron a Argenta: además de Enrique Franco, Federico Sopeña y Joaquín Rodrigo; estos dos últimos intercambiaron una corrrespondencia en la que se comunicaban sin tapujos. Es curioso comprobar cómo el director que más ha contribuido hasta ahora a divulgar la música española -por medio de sus numerosas grabaciones y de sus frecuentes conciertos en el extranjero- no dejara de ser criticado por lo poco, según ellos, que la cultivó en España. Se quejaron de que apenas se ocupaba de dar a conocer a los compositores españoles de su tiempo. Argenta, muy enfadado, contestó públicamente argumentando lo que hoy nos parece bastante claro: que solo muy contadas composiciones orquestales españolas de aquellos años alcanzaban un valor musical destacable. ¡Menudo escándalo, nadie estaba dispuesto a aceptar públicamente esa realidad! Pero lo indiscutible es que los valores más seguros, como Falla o Turina, nunca los descuidó, en absoluto. Y con respecto a músicas de muy variable valor, las zarzuelas, su labor fue denodada, impresionante. Cada vez que arremetían contra él no olvidaban, rastreramente, traer a colación sus actividades (¿colaboración activa?) durante la Segunda República. 

Por supuesto, las circunstancias de la muerte del gran músico (y conocido seductor de féminas) no están disimuladas -como se hace con frecuencia, eso cuando no se miente abiertamente sobre ellas-. Intentos decididamente ridículos, puesto que en el mundillo musical es vox populi el cómo murió. Dejando huérfana, por algún tiempo, la dirección musical en nuestro país y a la Orquesta Nacional. Además de a su familia, que quedó sumida en una vergonzosa estrechez económica, pues el régimen concedió a la viuda una pensión inferior a la percibida por los instrumentistas de la ONE. 

Algunos defectos o inconvenientes que he encontrado en este por lo demás espléndido libro: algunas imprecisiones musicales (ejemplos: Arthur Grumiaux y Argenta tocaron "la" Sonata para violín y piano: ¿de quién?; cuando Argenta murió tenía programada la grabación del Concierto para piano de Brahms con Julius Katchen: ¿cuál de los dos?). Así mismo la falta de un índice de nombres, la ausencia de una discografía sistemática de Argenta: normas de la empresa editora para los libros biográficos que, la verdad, no se entienden muy bien. Y, finalmente, la incomodidad que supone tener que buscar las notas no a pie de página, sino en las páginas finales del volumen, con el inconveniente añadido de que la numeración vuelve al número uno cada vez que se inicia un nuevo capítulo. Y para que se hagan una idea: las notas alcanzan el abrumador número de 1027. 

(Hoy es un día muy triste para mí: estoy totalmente consternado por la inesperada muerte de Forges. No puedo hacerme a la idea de abrir El País y que no aparezcan sus viñetas). 

martes, 20 de febrero de 2018

Evgeny Kissin y el Cuarteto Kopelman en Ibermúsica



Mozart, Fauré y Dvorák

Ayer escuché por primera vez a Kissin haciendo música de cámara; creo que en este campo no tiene una sola grabación, algo infrecuente entre los grandes pianistas. Lo cierto es que se le nota: esta música necesita de la escucha atenta de los demás y del diálogo con los colegas, responderles en la línea de lo que se ha escuchado de ellos, etc. A lo cual Kissin parece estar poco habituado. Se vio incluso que no se miraban él y el cuarteto más que al comienzo de cada movimiento. Así, tuve la sensación en algunos momentos de que había dos bloques: el piano y los tres o cuatro instrumentos de arco. Mozart no me parece terreno natural del gran pianista ruso, a pesar de lo cual no carece de frases maravillosas; pero es significativo que el -tremendo- clímax del primer movimiento del Cuarteto No.1 en Sol menor, K 478, pasó totalmente inadvertido entre sus dedos. Menos aún se avienen con Mozart los miembros del Cuarteto Kopelman, liderado por el famoso tantos años primer violín del Cuarteto Borodin, Mikhail Kopelman (n. 1947), quien además ha perdido parte de su antaño brillante e intenso sonido y su segurísimo mecanismo. En la composición del salzburgués, abiertamente prebeethoveniano su Allegro inicial, tocaron con bastante rigidez. Creo que no fue una buena elección para ellos. 

Las cosas mejoraron notablemente en el Primer Cuarteto con piano, en Do menor, op. 115 de Gabriel Fauré, una de mis obras favoritas de este compositor, probablemente por la perceptible huella que se aprecia en ella de César Franck. Tanto Kissin como los tres componentes del Cuarteto se hallaron más cómodos en ella, lo que no impidió de nuevo cierta descoordinación aquí y allá entre ambas partes. Kopelman no estuvo muy pulcro en el scherzo y Kissin, autor de pasajes admirables, estuvo un tanto desaparecido en algún otro. 

Lo mejor de la velada fue sin duda el magnífico Segundo Quinteto, en La mayor, op. 81 de Antonín Dvorák (al que, a juzgar por las notas, Andrés Ruiz Tarazona no tiene en mucho aprecio). Es cierto que el finale es un poco decepcionante, pero ¡los dos primeros movimientos son extraordinarios! Pianista y Cuarteto se entendieron mucho mejor con esta obra, y en ella sí pudimos admirar al enorme pianista en toda su valía, valiente, brillante, apasionado y capaz de cantar maravillosamente las abundantes e inspiradas melodías, sobre todo en la Dumka (Andante con moto). Los componentes del Kopelman -además de quien le da nombre están el segundo violín Boris Kuschnir, el viola Igor Sulyga y el cello Mikhail Milman- tienen una media de 70 años de edad y, la verdad, no son equiparables en virtuosismo y seguridad a los del Cuarteto Borodin de sus días de gloria, pero todos ellos dejan también bien patente que son grandes músicos.   

Ofrecieron de propina el scherzo del Quinteto de Shostakovich, que, pese a estar tocado con la máxima solvencia e intención, dejó en evidencia que no resiste la comparación con todo lo anteriormente escuchado. El concierto empezaba a las siete y media; a las diez menos cuarto de la noche salí corriendo, pues había quedado a las nueve y media, sin saber que me perdería ¡una segunda propina! No sé qué fue, así que si algún lector lo sabe, dígamelo, por favor.

viernes, 16 de febrero de 2018

Las Obras para piano de Schumann: Discografía (y II)



9 Fantasiestücke op. 12
1949 RCA      Rubinstein                              26'03   8/5
1957 DG         S.Richter                                21'44   8,5/6,5
196...? AAEP Eduardo del Pueyo                27'18   9/6
1963 RCA      Rubinstein                              28'58   8,5/7,5
1973 Sony      Perahia                                   26'00   9/7,5
1975 RCA      Rubinstein                              28'44   7,5/7
1976 RussiaR S.Richter                                22'29   9/6
1972 Philips    Arrau                                      31'19   9/8
1976 RCA      Rubinstein                              28'47   9/8
1982 Philips    Brendel                                  27'48   8/9
1990 Decca     Ashkenazy                             26'25   7,5/8,5
                                  
3 Fantasiestücke op. 111
1968 Philips    Arrau                                      2'03+4'30+3'14           9,5/7,5
1974 Accord   Reine Gianoli                         2'28+5'45+4'08           8,5/7,5
1980 RCA      Horowitz                                2'23+4'42+3'37           8/8

Geisterthema (Variaciones sobre un tema original, op. post)
1974 Accord   Reine Gianoli                         15'01   8/7,5               
1998 Teldec    A.Schiff                                 10'47   9/9

Gesänge der Frühe, op. 133
1974 Accord   Reine Gianoli             3'01+2'08+2'23+2'07+2'17=11'56     8,5/7,5
1998 Teldec    A.Schiff                     2'42+2'16+2'45+2'25+2'58=13'06     9/9

Humoresca, op. 20
1968 Philips    Arrau                          27'48   9/8
1974 DG         Kempff                       28'24   7,5/7
1974 Accord   Reine Gianoli             27'41   8,5/7,5
1978 EMI       Weissenberg               22'40   8/8
1980 RCA      Horowitz                    21'32   7/8
1990 Naxos    Wolf Harden              27'53   8,5/8,5
1995 Decca     Lupu                           25'57   8/8

Kreisleriana, op. 16
1935 EMI       Cortot                         26'42   6/4
1947 Sony      Arrau                          32'30   8/5
1965 RCA      Rubinstein                  32'58   8/7,5
1969 Sony      Horowitz                    29'27   7,5/7,5
1972 Philips    Arrau                          36'50   9/8
1973 DG         Kempff                       31'45   7,5/7
1974 Accord   Reine Gianoli             29'26   8/7,5
1981 Philips    Brendel                       31'58   7,5/9
1984 DG         Argerich                     33'33   8/9
1985 Nimbus  Cherkassky                 32'54   7/7
1986 DG         Horowitz                    31'11   7/8,5
1995 Philips    Uchida                       36'13   10/9,5
1995 Decca     Lupu                           32'13   8,5/8               
1998 RCA      Kissin                         34'18   9/9
1998 Teldec    A.Schiff                     29'41   9/9

Nachtstücke op. 23
1971 Philips    Arrau                          5'01+4'51+3'42+3'00=16'34              9/8
1975 DG         Kempff                       5'29+4'52+3'46+3'20=17'27              7/7
1987 Decca     S.Richter                    5'41+5'27+3'37+3'32=18'17              10/8
1998 Teldec    A.Schiff                     4'44+4'28+4'00+3'31=17'03              8,5/9   

Noveletten, op. 21
1974 Philips    Arrau               5'41+5'55+5'03+3'52+9'31+4'14+3'10+11'17 9,5/8   
1974 Accord   Reine Gianoli  5'13+6'30+4'23+3'26+8'41+4'26+3'51+10'59 7,5/7,5

Papillons, op. 2
1963 EMI       S.Richter                    14'38   8/7
1967 DG         Kempff                       13'09   7/6,5
1974 Philips    Arrau                          15'50   9/8
1977 Sony      Perahia                        14'08   7,5/8
1981 Sony      Karin Lechner            14'11   7/4      

3 Romanzas op. 28
1973 DG         Kempff                       3'54+3'50+7'41           6/7
1974 Accord   Reine Gianoli             4'03+4'46+7'19           7,5/7,5
1977 Philips    Arrau                          3'30+4'03+7'16           9,5/8,5

Sonata No. 1, op. 11
1968 Philips    Arrau                          13'46+4'08+5'48+12'30         9,5/7,5
1973 DG         Pollini                         12'01+3'09+5'11+11'04         8/7
2002 RCA      Kissin                         11'15+3'36+4'26+12'00         9,5/9
2012 Naxos    Mariana Prjevalskaya 12'06+3'03+5'04+11'31         8/8

Sonata No. 2, op. 22
1973 DG         Kempff                       6'42+4'46+1'51+5'54             6/7
1973 Philips   Arrau                          6'32+5'03+1'50+5'30             9,5/8
1974 Accord   Reine Gianoli             6'35+5'06+1'46+5'38             6/7,5
2011 Silent     Marina di Giorno        5'57+5'21+1'40+5'17             8/8,5

Sonata No. 3, op. 14 "Concierto sin orquesta"
1974 Accord   Reine Gianoli             8'41+6'10+6'42+9'00             7,5/7,5
1976 RCA      Horowitz                    8'05+5'36+8'14+6'49              7,5/8

Toccata op.7
1934 EMI       Horowitz                    4'42     5/4
1935 RCA      Josef Lhévinne           5'30     6/4
1954 EMI       Samson François        5'35     6/6
1959 DG         S.Richter                    6'32     7/6
1974 Accord   Reine Gianoli             8'13     7,5/7,5
1987 Decca     S.Richter                    7'22     9/8

Variaciones Abegg, op. 1
1952 Philips    Haskil                         6'46     6/5
1962 DG         S.Richter                    7'58     8/6      
1971 Philips    Arrau                          8'55     10/8
1974 Accord   Reine Gianoli             8'14     8,5/7,5
1989 Melodiy Kissin                         7'21     9/6
1994 Decca     Ashkenazy                  7'43     9/8

domingo, 11 de febrero de 2018

Las Obras para piano de Schumann: Discografía (I)



Arabesca, op. 18
1934 EMI       Horowitz                    6'18     5/4
1947 Sony      Arrau                          4'31     7/5
1947 RCA      Rubinstein                  6'51     7/6
1948 RCA      Rubinstein                  6'59     8/6
1961 RCA      Rubinstein                  7'15     10/7
1965 Melodiy Gilels                          6'26     9/5
1968 Philips    Arrau                          5'58     8,5/7,5
1969 RCA      Rubinstein                  8'10     9,5/8
1973 DG         Kempff                       6'25     7,5/7
1979 EMI       Weissenberg               5'16     6/8
1984 DG         Pollini                         6'23     9/8,5
1988 Olympia Kissin                         6'39     9/7
2011 Silent     Marina di Giorno        6'34     8/8

Blumenstück, op. 19
1977 Philips    Arrau                          8'37     9,5/8
198... Philips   S.Richter                    8'00     9/8      
1987 Decca     S.Richter                    7'39     8,5/8
1990 Decca     Ashkenazy                  5'58     7/8,5
1994 Chandos Louis Lortie                7'02     8/8

Carnaval, op. 9
1929 EMI       Leopold Godowsky   23'52   7/4
1929 EMI       Cortot                         22'45   7/4
1936 EMI       Arrau                          24'50   7,5/5
1938 EMI       Myra Hess                  27'00   8,5/5
1954 RCA      Rubinstein                  28'07   7/6
1961 Philips    Magaloff                    26'21   7/6,5
1963 RCA      Rubinstein                  28'26   8/7,5
1967 Philips    Arrau                          31'27   9/7,5
1969 Sony      Freire                          22'20   7/7
1972 DG         Kempff                       26'48   6,5/7
1975 EMI       Michelangeli               35'33   8/7
1979 DG         Barenboim                  31'37   10/8,5 
1989 Decca     Larrocha                     32'14   8,5/8
1995 Philips    Uchida                       31'20   9,5/9,5
1996 HMundi Engerer                       29'34   9/9
2002 RCA      Kissin                         28'40   9/9
2007 H.Mundi Stefan Vladar           28'45   6/8

Carnaval de Viena, op. 26
1962 EMI       S.Richter                    08'19+2'45+2'08+2'06+5'27=20'45   9/7
1968 Philips    Arrau                          08'46+2'33+2'16+1'58+6'09=21'42   10/7,5 
1976 RussiaR S.Richter                    20'17                                                  9/6,5
1979 DG         Barenboim                  10'13+2'24+2'04+2'11+6'02=            22'54   8,5/8,5
1989 Decca     Larrocha                     09'25+3'05+2'16+2'19+5'30=22'35   8/8
1994 Decca     Ashkenazy                  07'45+2'18+1'54+2'08+6'08=20'13   9/8

Davidsbündlertänze, op. 6
1967 DG         Kempff                       36'44   7,5/6,5
1971 Philips    Arrau                          36'56   9,5/8
1973 Sony      Perahia                        30'07   7,5/8
1990 Decca     Ashkenazy                  38'14   8/8,5
2010 Decca     Uchida                        39'30   9,5/9   

Escenas del bosque, op. 82
1955 Philips    Haskil                         19'50   8,5/6
1957 Decca     Backhaus                    21'20   6,5/6
1957 DG         S.Richter                    20'36   8,5/6,5
1973 Philips    Arrau                          20'44   9,5/8
1974 DG         Kempff                       20'30   8/7

Escenas de niños, op. 15
1956 Philips    Haskil                         16'47   9/6
1960 Philips    Haebler                       18'05   8/7
1963 Sony      Horowitz                    17'50   9/7,5
1970 EMI       Weissenberg               21'30   7/7,5
1973 DG         Kempff                       17'55   8/7
1974 Philips    Arrau                          20'10   9,5/8
1979 DG         Barenboim                  18'10   9/8,5
1981 Philips    Brendel                       17'30   10/9
1984 DG         Argerich                     18'45   10/9
1990 DG         Horowitz                    16'59   8/8
1995 Decca     Lupu                           16'25   8/8
1996 HMundi Engerer                       19'04   9,5/9   
2005 DG         Lang Lang                  21'32   8/9
2011 Silent     Marina di Giorno        17'39   7/8

Estudios sinfónicos, op. 13 (en cursiva: sin las 5 variaciones póstumas)
1929 EMI                   Cortot                         24'31   7/4
1954 EMI                   Myra Hess                  27'10   8,5/6
1962 RCA                   Rubinstein                   24'27   7,5/7
1971 Philips                Arrau                          39'17   10/8    
1972 RussiaRevelat    S.Richter                    33'49   9/6      
1973 DG                     Kempff                       26'29   7/7
1975 Decca                Cherkassky                 24'28   7/7,5
1977 Sony                  Perahia                        31'15   7/8
1984 DG                     Pollini                         32'06   8/8,5
1988 Olympia             Kissin                          26'09   9/7
1989 Melodiya            Kissin                          27'10   9,5/6
1991 Philips                Brendel                       34'16   7,5/8,5

Fantasía en Do mayor, op. 17
1961 EMI       S.Richter                                13'52+6'46+11'17       9,5/7
196...? AAEP Eduardo del Pueyo                14'06+9'08+11'25       9,5/6
1965 Sony      Horowitz                                12'34+7'58+09'55       9/8
1966 RCA      Rubinstein                              14'35+8'18+10'19       7,5/7,5
1967 Philips    Arrau                                      14'28+8'18+11'30       9,5/7,5
1970 EMI       Weissenberg                           12'56+7'33+11'00       7,5/7,5
1972 DG         Kempff                                  12'00+8'49+10'47       8,5/7
1973 DG         Pollini                                     12'07+7'53+10'46       8,5/7
1979 DG         Barenboim                              12'10+7'34+11'01       9/8
1982 Philips    Brendel                                  12'21+7'41+10'44       8/8
1988 Philips    S.Richter                                14'21+7'17+11'15       8/8
1984 Alphée   Freire                                      12'43+7'24+10'22       7/8
1985 Sony      Perahia                                   12'19+7'51+09'38       7,5/7,5
1994 Decca     Ashkenazy                              13'08+6'53+09'57       8,5/8
1996 RCA      Kissin                                     13'29+7'24+11'50       10/9
2010 Decca     Uchida                                   12'46+7'46+12'55       8/9
2017 Naxos    Juan Pérez Floristán               13'54+7'59+12'22       8/8

sábado, 3 de febrero de 2018

El Concierto de Año Nuevo en Viena 2018: Riccardo Muti



Para mi gusto, este de 2018 ha sido el más logrado de los dirigidos por Riccardo Muti hasta ahora (1993, 1997, 2000, 2004), y uno de los mejores de los últimos años. El director napolitano tardó algunos años en hacerse con las claves y los guiños requeridos por esta música tan especial, pero, una vez dominados, los explota a conciencia (ocasionalmente, para mi gusto, hasta el exceso): véase cómo este año ha jugado con las oscilaciones de tempo y con el empleo del rubato. Últimamente lleva años aumentando el número de novedades que se ofrecen en estos conciertos, lo cual en principio está muy bien, claro, pero esto lleva aparejado inevitablemente la merma de calidad conjunta del programa, pues rara vez las piezas nunca tocadas anteriormente son valiosas. Se salvan a menudo las que no son de compositores del ámbito exclusivo de los valses y demás danzas y marchas, es decir al margen de los miembros de la Familia Strauss, de Lanner, Komzak, Ziehrer, Hellmesberger y compañía. O sea, que me parecen de agradecer las inclusiones de compositores cuyo centenario se conmemora: no digamos si se trata de un Haydn o un Richard Strauss, e incluso de otros menores pero también bienvenidos, como Nicolai o Suppé. 

Pues bien, este año ha habido siete primicias, que son tal vez demasiadas, aunque quizá no tantas y tan flojas como algunas del año pasado, que claramente perjudicaron lo suyo a Dudamel. Estas siete fueron el vals de Josef Strauss Wiener Fresken (Frescos vieneses), una página bastante destacada con el personal estilo, elegante, noble y soñador de su autor que Muti acertó a recrear. Muy endeble me pareció, en cambio, el Marienwalzer (Vals de María) de Johann padre, con el que el director napolitano hizo lo que pudo; es decir, no mucho. El Wilhelm Tell Galopp del mismo tiene a su favor solo los preciosos temas rossinianos que toma prestados, y que fueron brillantemente expuestos por Muti. Vistosa es la obertura de la opereta Boccaccio de Suppé, que me sorprende no se hubiera tocado antes. La batuta obtuvo de ella todas sus -superficiales, si se quiere, pero muy eficaces- virtudes, con la máxima brillantez (aun así, es curioso, la grabación de Willi Boskovsky, dentro de la opereta completa, no fue capaz de superarla el napolitano). Myrthenblüten (Floración del mirto) no está, en cambio, entre los mejores valses de Strauss hijo, sino que repite con cierta rutina y sin apenas inspiración los procedimientos habituales. Nunca había oído nombrar al húngaro Alfons Czibulka (1842-1894), y su Stephanie-Gavotte resulta no más que llevadera; ignoro el porqué de su inclusión. Hasta aquí las novedades. Casi todo el resto fue sustancioso, con alguna excepción. 

La Einzugsmarsch (Marcha de entrada) de El barón gitano con que se abrió el concierto fue ya espectacular por su brillantez y su acertado juego agógico. Las polcas rápidas fueron briosas, ardorosas y muy brillantes -así Leichtes Blut (Sangre alegre) y Unter Donner und Blitz (Truenos y relámpagos) de Johann hijo o Eingesendet (Enviado o Despachado) de su hermano Josef, si bien Freikugeln (Balas mágicas) me pareció un pelín veloz e inflexible. Muy castrense pero a la vez garbosa la Festmarsch (Marcha festiva) de Johann hijo; algo pálida, en cambio, con las trompas muy en segundo plano, la pieza final, la Radetzky Marsch de Strauss padre. La polca-mazurca Stadt und Land (Ciudad y campo) de Johann II, muy rubateada, fue para mí uno de los puntos más altos del concierto: Muti logró hacer de una página relativamente menor toda una delicia. Para mi gusto, sobró la simplona cuadrilla sobre Un ballo in maschera del mismo. 

Los grandes valses fueron muy personales: Rosen aus dem Süden (Rosas del sur) fue muy elegante y delicado, con algunos toques decididamente decadentes y un juego agógico quizá excesivo, demasiado (e innecesariamente) libre; Geschichten aus dem Wienerwald (Cuentos de los bosques de Viena), con una sobresaliente intérprete (¡anónima!) de la cítara, me pareció ejemplarmente decadente en el mejor sentido. Pero la cima de la sesión fue para mi gusto An der schönen blauen Donau (El bello Danubio azul), lento, cantadísimo, muy intimista por momentos, con recurso extensivo al rubato y al balanceo en el tempo, no careciendo por ello de brillo y fuego: tal vez la interpretación más singular y valiente, desde hace bastantes años, del famosísimo vals. La pieza de Czibulka y Rosas del sur fueron coreografiadas, con más modernidad que lo acostumbardo hasta hace poco, creo que con acierto, por Davide Bombana. Pero prefiero optar, como puede hacerse ahora en el DVD/Blu-ray, por omitirlas, para no dejar de ver a los músicos. Por cierto, el sonido y la imagen del Blu-ray son esta vez rigurosamente óptimas (no siempre ha sido así). Huelga decirlo: la Orquesta Filarmónica de Viena no solo es totalmente irreemplazable en este repertorio por su sonido y su conocimiento del estilo, es que en manos de batutas magistrales como es el caso de Muti suena como los ángeles y con una precisión portentosa. Extrañamente, no hubo una sola broma: es la primera vez que esto ocurre desde que yo recuerde. La verdad es que Muti es un gran director, pero soso y casi mal encarado: no parece muy proclive que digamos a las chanzas. 

viernes, 2 de febrero de 2018

Matsuev y Gergiev perpetran un horror de antología



Grabación de los Conciertos números 2 de Rachmaninov y Prokofiev para el sello Mariinsky

Hacía tiempo que no caía en mis manos -comprado por mí o, como es este caso, para comentarlo en RITMO- un disco tan flojo. Denis Matsuev recibió a los 23 años, en 1998, el Premio Tchaikovsky. No sé qué pudieron ver en él en aquel momento (aparte de ser compatriota), pero, a juzgar por este disco, es un instrumentista de dedos largos, fuertes y ágiles, pero de musicalidad corta. Muy corta. Su meta parece ser correr todo lo posible y tocar lo más fuerte posible. Su forma de masacrar el hermoso e inspirado Segundo Concierto de Rachmaninov es un verdadero atentado al autor de La isla de los muertos. Ya el comienzo resulta ruidoso y caótico, emborronado. La Orquesta del Mariinsky tampoco está precisamente fina: brocha gorda, desajustes con el piano y consigo misma... Matsuev parece incapaz de cantar una melodía recreándose en su belleza: todo es lineal e insultantemente insípido. En cambio, el basto Gergiev, uno de los directores más sobrevalorados del panorama actual (que tal vez sería un desconocido de no ser íntimo amigo de quien más manda en Rusia), llegado el minuto 7'27" del primer movimiento nos regala con unas frases de un empalago insufrible, volviendo a la carga en los mismos términos en el 6'02" del tercero. Por cierto, hay que remontarse a los años cuarenta para encontrarse con dos primeros movimientos liquidados en menos de diez minutos cada uno. 

Un poco menos terrible y desconsiderado es el Segundo Concierto de Prokofiev; aun así vuelven a primar el aporreo (¡qué horror de cadencia, compárese con la de Kissin, puro fuego y puro poderío musical!) y la falta de sentido musical: la pasión pasa a ser brutalidad, el humor sal gorda, el sarcasmo bordea o entra de lleno en el mal gusto, etc. A qué seguir. Ignoren, por favor, este disco: de ambos Conciertos disponemos de interpretaciones memorables: en los primeros puestos Ashkenazy con Previn o Haitink, Grimaud con Ashkenazy o Abbado (este en DVD) para Rachmaninov, y Ashkenazy/Previn, Postnikova/Rozhdestvensky o Kissin/Ashkenazy para Prokofiev.